DESNUDEMOS NUESTRAS INQUIETUDES

DESNUDEMOS NUESTRAS INQUIETUDES
 
Disfrutemos esta noche
y hagamos sonrojar a la luna;
hablemos en la alcoba, sin nada,
y envolvámonos en el cálido torrente
hasta derretir nuestras inquietudes.
Desnudemos a la noche, lúdicamente,
y hagamos el amor en su orilla;
haciendo de lo imperfecto,
el perfecto momento
de nuestras inquietudes.

LMML

4 comentarios en “DESNUDEMOS NUESTRAS INQUIETUDES

  1. La luna no puede sonrojarse cuando está cansada de ser la fiel confidente de esos enamorados que se envuelven en su noche, se desean en palabras, son insomnes de lo imperfecto y se esperanzan en que algún día las inquietudes sean la arena perfecta donde poder solazarse en ella. Cierto que la desnudez está en el cuerpo, en la mirada y en las palabras también. Un abrazo y buena y feliz tarde noche.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s