DULCE MADRE MÍA

DULCE MADRE MÍA

En estos versos van mis besos
para esas manos primorosas
que conquistaron mi alma
con frescura y devoción
y que sin tiempo y medida
su amor incondicional me dio.

Dulce madre mía
sin medida yo te amo
y aunque regalos no traigo
tengo inmensa gratitud
para el milagro de la vida
que me enseñó a amar.

LMML